Quienes Somos


Vive Nutritivo es una Empresa Regiomontana preocupada por el bienestar de la comunidad y que toma en cuenta los problemas que nuestro país enfrenta en la actualidad relacionados con el estrés y la salud.

En Vive Nutritivo nos enfocamos en proveer las herramientas para que las personas acierten en la toma de las decisiones relacionadas con la salud. Ofrecemos servicios siempre comprometidos a ayudar a las personas a encontrar un balance físico y emocional que brindarán un cambio positivo en sus vidas.

Visión
Servir a la comunidad a lograr un cambio de cultura que a través de un balance entre la alimentación y ejercicio, alcancen una vida sana.

Misión
Vive Nutritivo a través de programas innovadores y de calidad, ofrece a las personas a encontrar un balance físico y emocional permanente y sostenible que ayude a elevar su calidad de vida.

Responses

  1. Les envio este reportaje que encontre acerca de las dietas, se los envio por aqui porque no encontre un apartado de “contactanos” o algo parecido, me podrian dar su opinion, Gracias:

    Cualquiera que haya seguido una dieta para bajar de peso sabe que perder kilos solo precede a lo que para muchos es el verdadero reto: mantener el nuevo peso.
    El efecto de “rebote” o ganar el peso perdido e incluso aumentar más es un fenómeno bien conocidos tanto para médicos como para sus pacientes. Aunque desde lejos pueda parecer una cuestión de voluntad y disciplina (o más bien falta de ellas…) en realidad está basado en un poderoso mecanismo biológico, en el que todo el cuerpo se orquestra para recuperar el peso perdido. En otras palabras, es una cuestión de voluntad contra todo el cuerpo que cambia para evitar que se mantenga el nuevo peso y que dura indefinidamente.
    Estudios hechos en la Universidad de Columbia en Nueva York y publicados en la revista Journal of Clinical Investigation revelan que al perder un 10 % del peso corporal (lo que representa de 6 a 7 kilos en una persona promedio) desencadena toda una serie de cambios en el organismo orientados a recuperar el peso perdido. Lo primero que pasa es que el gasto de energía del cuerpo disminuye haciéndose más eficiente. Esto significa que una persona en su peso habitual gastará más energía haciendo un movimiento específico (subir escaleras, caminar una cuadra o correr media hora) que la misma persona después de haber perdido peso. Este fenómeno se debe a que los músculos cambian su estructura por una que utiliza de 20 a 30 % menos energía para hacer el mismo trabajo.
    También disminuyen las hormonas que regulan el estado basal del cuerpo de manera que la producción de calor disminuye así como la velocidad del corazón y otros parámetros que nada tienen que ver con las ganas que alguien tiene de moverse y hacer ejercicio.
    Así, al perder peso por un lado el cuerpo se hace más eficiente y disminuye la cantidad de energía que gasta en procesos esenciales para mantener la vida. Por el otro, se activa una parte específica del sistema nervioso, y disminuye niveles de una hormona, llamada leptina, cuyo resultado es una sensación de hambre constante que no es saciada incluso después de comer. Dígase, se entra en un estado de hambre constante que aunado a una disminución energética que favorecen subir de peso comiendo lo mismo.
    El fenómeno de hambre incrementada y saciedad nada tienen que ver con fuerza de voluntad o personalidad ya que son reguladas por estructuras cerebrales precisas. Un estudio publicado en la revista Science relata el caso de dos adolescentes quienes congénitamente no tienen leptina con lo que sienten hambre constante y al mostrarles imágenes de comida activan zonas del cerebro asociadas con querer comer que permanecen activas independientemente de si están o no en ayunas. A estas mismas dos personas les dieron leptina y se dieron cuenta que sus cerebros se “normalizaron”. Esto es, cuando acababan de comer se sentían satisfechos y era solo en ayunas que sus cerebros respondían a imágenes de comida.
    La importancia de este estudio en las personas que acaban de perder peso es que en también tienen niveles bajos de leptina que se podrían explicar el hambre constante que sienten. Así, el grupo de la Universidad de Columbia administró leptina a personas que estaban a dieta y estudiaron si sus cuerpos “aceptaban” con mayor facilidad el nuevo peso.
    Efectivamente, la leptina redujo la sensación de hambre, aumentó la saciedad y normalizó el gasto energético del cuerpo así como los niveles de hormonas que controlan la actividad basal de los tejidos corporales.
    A partir de estos resultados los autores proponen que los programas efectivos para perder peso no sólo deben centrarse en el periodo en el que las personas están disminuyendo su complexión sino que es importantísimo brindar apoyo durante el periodo posterior, una vez que el peso deseado ha sido alcanzado. Es en estos momentos que el cuerpo se encuentra en un estado de desequilibrio general que si no es atendido llevará a recuperar el peso perdido e incluso a aumentarlo más allá de los niveles iniciales.
    Para ello, creen que la leptina es una buena opción para ayudar al cuerpo a aceptar el nuevo peso y enfatizan la importancia de prestar atención a los procesos que mantienen el peso ya que pueden llegar a ser igual, o incluso más, importantes que las dietas y ejercicios en sí.
    El secreto para perder peso estaría entonces en poder mantener unos niveles altos de leptina mientras hacemos dieta.
    ¿Qué soluciones hay?
    Por un lado existen suppementos, pero estos son muy costosos y no valen la pena.
    La mejor manera es manipular los niveles de leptina naturalmente.
    Natural siempre suena mejor que supplemento ¿no?
    La estrategia que vamos a implementar es la de comer alimentos altamente calóricos (esto incluye pizza, helados, galletas, etc.) para subir nuestros niveles de leptina durante nuestra dieta baja en calorias.
    Para obtener una buena respuesta en la leptina, debe haber una buena cantidad de carbohidratos. La leptina, insulina y carbohidratos han mostrado estar muy ligadas.
    Por lo tanto hace sentido que comer carbohidratos y grasa funciona para revertir los efectos negativos de las dietas.
    Ya ven porque las dietas que excluyen los carbohidratos son malas

  2. •Las calorías que tu cuerpo quema (Metabolismo) es en función a diferentes variables, tales como altura, peso, actividad física y musculo. Al ir perdiendo peso, tu organismo requiere de menos calorías para llevar a cabo sus funciones, de tal manera que tus necesidades calóricas van disminuyendo con el tiempo. Esto es muy importante de saber, porque existe gente que piensa que después de bajar de peso pueden regresar a consumir las calorías que tenían anteriormente, sin tomar en cuenta que su cuerpo ya no puede quemar esa cantidad de calorías. Existen muchos métodos para calcular tus requerimientos y en Vive Nutritivo utilizamos el método Harris Bennet.

    •En el punto de la leptina es muy interesante. Estudios más recientes (de 1994 a la fecha) nos han dado mucha información al respecto y al mismo tiempo nos pone en perspectiva la manera en que debemos de atacar el problema de obesidad. Para no profundizar mucho en el tema o irnos a detalles muy técnicos en resumen te comentamos lo siguiente:
    o La leptina es una hormona que le indica a nuestro cuerpo cuando está satisfecho y nos “limita” a seguir comiendo o nos da esa sensación de saciedad que nos ayuda a detenernos.
    o La leptina esta asociada con carbohidratos y grasas, de tal manera que una forma natural de mantener esa hormona es mediante el consumo de estos macronutrientes.
    o El problema de todo esto recae cuando optamos por “dietas” muy bajas en calorías o las que restringen algún macronutriente (en este caso carbohidratos o grasas). Esta es una de las causas porque este tipo de dietas en el corto plazo te ayudan a bajar mucho de peso, pero el rebote es inminente. TIP: cualquier dieta que te restringa algún macronutriente o te limite a consumir un número de calorías muy por abajo del requerido te recomendamos que te alejes de ellos.

    •Por eso te aconsejamos lo siguiente:
    oPara establecer un régimen alimenticio tienes que partir de la capacidad de tu cuerpo de quemar calorías (Metabolismo), el cual deberá de ir cambiando conforme vas avanzando. De tal manera que tu régimen alimenticio tiene que ajustarse con el tiempo. Recomendamos ajustarlo cada 4 semanas.
    oNo restringas ningún macronutriente de tu régimen alimenticio. Todos son valuables y necesarios.
    oLo saludable y recomendable es perder 1 kilo a la semana, de tal manera enfócate en reducir tus calorías en 500 por dia. Es decir si tu metabolismo quema 2800 calorías, busca un plan alimenticio basado en 2300 calorías.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: