Posteado por: rolandoaguillon | noviembre 23, 2010

¡Controla tus impulsos !!


Actuar sin pensar en las consecuencias de ese impulso, algunas veces es impaciencia y sobre todo una muestra a la baja tolerancia ante la frustración.  Tampoco es bueno ser una persona impulsiva ya que nos deriva en consecuencias que después quizás nos arrepentimos de esa salida sin pensar.

Aunque como en todo, se puede aprender a controlar esa parte de la personalidad. En muchas ocasiones nos irritamos o enojamos con mucha facilidad, sentimos que no podemos contener nuestras emociones. Poner a nuestros impulsos en su límite no siempre es tarea sencilla.

Hoy te damos algunas técnicas para que sepas cómo controlarlos.

  • Piensa antes de actuar. Si te encuentras en una situación que te altere, detente y piensa, de modo de evaluar qué es lo que te está molestando y así encontrar la mejor manera de reaccionar. Si piensas antes de reaccionar, tu respuesta será más racional.
  • Busca otras posibilidades. Frente a una situación crítica, debes ser capaz de decidir la reacción que tendrás. Tienes que ser dueña de tus respuestas y de tus emociones, pudiendo controlarlas y logrando enfrentar las dificultados con más serenidad.
  • Aprende de errores anteriores. Evita los patrones de comportamiento que sabes que te han perjudicado más que ayudado a solucionar situaciones. Incorpora la capacidad de analizar y comprender tus impulsos, proponte  contener la rabia, la hostilidad y la ansiedad.
  • Cuenta hasta 10. Esto realmente funciona. Antes de actuar, detente, cálmate, respira profundo y analiza. En este momento, evalúa qué es específicamente lo que te está molestando y siendo causa de tu enojo y mala reacción.
  • Identifica los impulsos positivos. Los impulsos también pueden llevarnos a enfrentar conflictos que de otro modo no hubiéramos afrontado, dándonos la cuota de energía necesaria para hacerlo.
  • Aprende a tolerar la frustración.  Un alto nivel de tolerancia a la frustración nos ayudará a tomarnos el tiempo necesario para meditar sobre la respuesta adecuada. Debes recordar que no todo sale como lo planeamos ni en el tiempo que deseamos.
  • Realiza actividad física. Muchas veces las conductas impulsivas son el resultado de un exceso de energía acumulada, que involuntariamente dejamos salir en momentos conflictivos. El practicar actividad física regularmente nos ayuda a liberarnos de esta energía, manteniéndonos más relajados y en consecuencia más pensantes a la hora de afrontar un conflicto.

 Pedir ayuda no es malo, sobre todo a las personas de tu entorno, ellos pueden ayudar a controlarte. Así cuando sientas que no puedes controlarte ellos estarán prevenidos y tendrás el apoyo cuando tú no seas capaz de hacerlo sola.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: