Posteado por: rolandoaguillon | octubre 11, 2010

Niños con sobrepeso


Para muchas familias, el tener un hijo gordito, mofletudo, y lleno de pliegues es todo un logro, una señal de que el niño está bien, fuerte, y lleno de salud. Pero los expertos en nutrición infantil no piensan igual. Y van a más: dicen que estas familias están muy equivocadas. Lo que importa no es que el niño esté gordo o delgado. Lo que interesa es que el niño esté sano.

Se considera a un niño obseso cuando su cuerpo esta aumentado de volumen debido al exceso de grasa o si su peso rebasa en 20% el peso ideal para su edad, estatura y sexo. Asimismo, diversos estudios han estimado que los niños obesos van a ser adultos obesos con todas las consecuencias que esto conlleva para su salud.

La obesidad puede ser generada por algunas enfermedades como: problemas hereditarios o decremento en la función de la glándula tiroides, por mencionar algunas.
Sin embargo, la mayoría absoluta de los problemas de sobrepeso en la infancia se atribuyen a un desequilibrio entre las calorías (energía) consumidas y las gastadas. Cuando se proporciona al organismo más calorías de las que se consumen, se almacena el exceso de energía en forma de grasa. Mucho de esto se debe a que en la actualidad los niños son menos activos en todos los aspectos de la vida cotidiana (sedentarismo). Además, ingieren comidas con una fuerte carga de carbohidratos (azúcares, harinas, refrescos) y de grasas saturadas, cuando comen fuera de casa, se privilegia la comida rápida y el tamaño de las raciones (jumbo, mega, bufet, entre otras).

Consecuencias de ser obeso

En la infancia de lo más importante son los trastornos psicológicos, principalmente la depresión por la baja en la autoestima, debido a que a estos niños se les margina de algunas actividades y por lo regular se les pone algún apodo, sin embargo el sobrepeso predispone a quien lo presenta de padecer enfermedades  del corazón, hipertensión arterial, incremento en el colesterol, diabetes, trastornos en el metabolismo, y hasta cáncer, por mencionar algunas.

Se tendrá especial cuidado en la cantidad y el tipo de comida que ingiere el niño y la familia. Incrementar la actividad física es otro elemento que debe ser considerado.

Evitar que la obesidad se presente principalmente es responsabilidad de los padres. Recuerde que los niños imitan el modelo que se les presenta. Si los padres no llevan una alimentación adecuada tampoco el niño lo hará, por lo que los padres deberán informarse de cómo llevar una vida más saludable.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: