Posteado por: rolandoaguillon | septiembre 3, 2010

¿Sirven los edulcorantes para perder peso?


Probablemente, no. Estos aditivos alimentarios que endulzan el sabor de un buen número de alimentos permiten reducir las calorías que provienen del azúcar. Pero, realmente, el ahorro es insignificante, todo lo contrario que las dudas que plantea su consumo regular en la salud humana.

Lo primero que has de hacer es cuantificar la cantidad de azúcar que sustituyes por edulcorante. Lo normal es echar un par de cucharaditas de azúcar al café, té, refresco  o similar. Eso viene a ser unos 10 gramos de azúcar, es decir, 50 kilocalorías que te ahorras.
Si echas mano de los edulcorantes en el desayuno, después de la comida y en la cena o merienda, estamos hablando de 150 calorías diarias. O lo que es lo mismo: 4.500 al mes, lo que viene a representar una pérdida de medio kilogramo.
Sin embargo, el asunto tiene una parte más amarga. Los edulcorantes constituyen un grupo de aditivos que ha provocado una gran polémica en torno a su uso y sus posibles consecuencias para la salud. “El principal problema”, señala un informe de “Consumer Eroski”, “se centra en determinar la dosis que garantice que no se va a producir ningún efecto dañino. Una cuestión nada sencilla, pues además de dar con la cantidad adecuada se ha de considerar la ingesta total de edulcorantes que una persona puede realizar a través de los diferentes alimentos que componen su dieta”.
La industria de la alimentación sólo puede usar los que han sido aprobados tras haber superado largos, detallados y exhaustivos estudios que verifiquen que las dosis autorizadas no pueden dar lugar a ningún efecto dañino para la salud de las personas. En este sentido, se entiende como ingesta diaria aceptable (IDA) la cantidad de aditivo alimentario que puede consumirse en la dieta diariamente durante toda la vida sin riesgos para la salud.
Recuerda que los edulcorantes químicos (sacarinas, ciclamato y aspartame) tienen sus contraindicaciones perfectamente definidas. Por el momento, no existen datos suficientemente fiables que demuestren que la ingesta diaria de edulcorantes artificiales pueda ser perjudicial en cantidades moderadas. Pero…¿quieres un consejo? Pues incrementa tu actividad física una hora a la semana y reduce la cantidad de azúcar a la mitad (por ejemplo, una cucharada en lugar de dos). Perderás el mismo peso y  la vida te será más dulce.


Responses

  1. El azucar es lo primero que hay que eliminar, sy nutricionista y se lo que digo saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: