Posteado por: rolandoaguillon | junio 18, 2010

Choque o golpe de calor


Durante la práctica de ejercicio se eleva la temperatura del cuerpo y para que este calor no nos afecte de manera negativa, el organismo tiene unos mecanismos para regular la temperatura, son los mecanismos de termorregulación.

El golpe de calor es la respuesta del organismo a una agresión directa del calor sobre un individuo y su causa puede ser la exposición directa a los rayos del sol por tiempos relativamente prolongados, principalmente sobre la cabeza.

El mismo puede causar deshidratación severa, con consecuencias fatales en caso de no ser tratado el paciente en forma adecuada.

El golpe de calor es una urgencia médica, ya que puede alterar a todo nuestro cuerpo y que es provocado por la presencia de fiebre muy alta (por lo general, más de 41.5° C). Al presentarse el golpe de calor, si éste no es tratado a tiempo, el daño suele ir directamente sobre el cerebro o los riñones, con consecuencias muchas veces alarmantes, pudiendo llegar a ser fatales.

En el medio deportivo  el riesgo de sufrir un golpe de calor es muy alto, ya que en ciertas épocas del año la temperatura ambiental suele elevarse de forma considerable y con ello la intensidad de los rayos del sol.

Es necesario estar alertas cuando corremos sobre todo cuando las condiciones de nuestro entorno son las ideales para sufrir un golpe de calor. A cualquier edad puede uno estar en riesgo de sufrir este padecimiento siendo los niños y los viejos los más propensos.

La mayoría de los que nos gusta correr lo realizamos al aire libre y creemos que es la mejor forma de ejercitarse, es cierto en alguna forma pero es necesario conocer los cuidados necesarios para evitar exponerse a un golpe de calor.

Qué síntomas nos avisan de que debemos dejar  la actividad..

  • Cara congestionada. 
  • Dolor de cabeza.  
  • Sensación de fatiga y sed intensa. 
  • Náuseas y vómitos. 
  • Calambres musculares, convulsiones. 
  • Sudoración abundante en la insolación que cesa en el golpe de calor; en este caso, la piel está seca, caliente y enrojecida. 
  • Alteraciones de la consciencia (somnolencia), respiración y circulación. 
  • Sufrir mareo, desvanecimiento y, en casos extremos, estados de inconsciencia que requieren atención médica

Para evitar el golpe de  calor

  • Evitar exponerse a los rayos del sol de manera prolongada, principalmente entre las 11:00 y las 15:00 horas.
  • Hacer deporte en las primeras horas del día, o bien, ya tarde o por la noche
  • Usar ropa ligera, de material absorbente y colores claros; procurar usar sombrero, cachucha o sombrilla, además de bañarse con frecuencia
  • Aumentar el consumo de agua, sueros o bebidas re hidratantes durante la exposición a los rayos del sol y evitar la ingesta de bebidas alcohólicas. En estricto orden, el agua es el principal líquido re hidratante, seguido por los sueros orales; al final se ubican las bebidas de marca comercial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: