Posteado por: rolandoaguillon | enero 8, 2010

Reducir Grasa en tu Dieta


El consumo de una dieta rica en grasa aumenta los niveles de grasas que circulan en la sangre (colesterol y triglicéridos) e incrementa el riesgo de sufrir enfermedades como el sobrepeso, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Además, puede empeorar los síntomas desagradables en personas con divertículos, reflujo gastroesofágico o enfermedades de la vesícula, entre otras.

Por una u otra razón, muchos reconocemos la necesidad de disminuir la cantidad de grasa que consumimos y los beneficios a la salud que estos cambios traerán. Con frecuencia se escucha qué alimentos deben dejar de consumirse por su abundante contenido de grasa, pero ¿qué alimentos pueden sustituir a esos que debemos evitar?

Comencemos por aclarar, que una dieta baja en grasa no es una dieta sin grasa; y por otro lado, existen diferentes tipos de grasa en la dieta y no todos tienen los mismos efectos sobre la salud. Los alimentos de origen animal tienen una mayor cantidad de grasas saturadas, que son las que elevan más el colesterol en sangre. Por otro lado, el sustituir estas grasas por otras de origen vegetal, puede contribuir a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Algunas recomendaciones son:

  • Comience siempre su comida con una ensalada o sopa a base de verduras o leguminosas con poca grasa, de esta manera, tendrá menos apetito cuando llegue al plato fuerte a base de carne.
  • Tenga siempre en el congelador un poco de consomé desgrasado y verduras al vapor para improvisar una sopa o guarnición cuando disponga de poco tiempo para cocinar. De esta manera evitará otro tipo de sopas o comidas rápidas con mayor contenido de grasa.
  • Al cocinar, solo engrase los sartenes o cacerolas con aceite en spray o untando aceite con una servilleta de papel.
  • Lea el contenido nutrimental en las etiquetas de los productos industrializados que consuma. Compare marcas y busque las opciones con menos grasa por porción. Recuerde que las grasas saturadas son las que principalmente debe evitar.

Hacer algunas modificaciones como las anteriores en su dieta diaria le traerá grandes beneficios que pronto comenzará a notar. Propóngase a usted mismo metas razonables que pueda alcanzar a corto o mediano plazo y vaya adoptando estas recomendaciones poco a poco, unas cuantas a la vez. No olvide que un hábito se forma repitiendo una conducta una y otra vez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: